El silencio de los condenados

El frío de esta noche me congela sin piedad. Los relámpagos se distinguen entre las sombrías nubes tóxicas que ocultan el firmamento. A mis veinte años he visto decenas de tormentas similares, todas ellas en este mismo navío, pero esta vez es diferente. El vaivén de las olas es inestable, como una cuna a punto … Sigue leyendo El silencio de los condenados