Mientras dure la guerra (2019) | Mi opinión

“Callar, a veces significa asentir, porque el silencio puede ser interpretado como aquiescencia. Había dicho que no quería hablar, porque me conozco. Pero se me ha tirado de la lengua y debo hacerlo. Se ha hablado aquí de guerra internacional en defensa de la civilización cristiana. Yo mismo lo he hecho otras veces. Pero esta, la nuestra, es solo una guerra incivil. Nací arrullado por una guerra civil y sé lo que digo. Vencer no es convencer, y hay que convencer sobre todo. Pero no puede convencer el odio que no deja lugar a la compasión, ese odio a la inteligencia, que es crítica y diferenciadora, inquisitiva (más no de inquisición). Se ha hablado de catalanes y vascos, llamándoles antiespaña. Pues bien, por la misma razón ellos pueden decir otro tanto. Y aquí está el señor Obipo, catalán, para enseñaros la doctrina cristiana que no queréis conocer. Y yo, que soy vasco, llevo toda mi vida enseñándoos la lengua española que no sabéis”.

“Venceréis pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta, pero no convenceréis porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta en esta lucha, razón y derecho. Me parece inútil pediros que penséis en España”.

– Miguel de Unamuno.

Imagen relacionada
DirecciónAlejandro Amenábar
ProducciónFernando Bovaira
GuionAlejandro Amenábar
Alejandro Hernández
MúsicaAlejandro Amenábar
FotografíaÁlex Catalán

¡Buenas tardes!

Como siempre digo, esto no es una crítica sino una opinión. Hoy os traigo mi opinión sobre Mientras dure la guerra, aunque no planeo extenderme. Empiezo diciendo que a mi gusto, veo un tratamiento de la fotografía precioso, es una belleza. Además, da gusto el guion y la interpretación.

La película narra los hechos desde que Miguel de Unamuno, escritor y filósofo de la generación del 98, apoya públicamente la sublevación militar hasta que más tarde se arrepiente y comienza a plantearse si realmente hizo lo correcto cuando varios compañeros comienzan a ser perseguidos por el franquismo, hasta su conocido discurso “venceréis pero no convenceréis…”. Nos muestra su impotencia cuando ni siquiera puede hacer nada por salvar a los suyos de la dictadura, como se ve retratado con sus amigos Salvador Vila y Atilano Coco. No es una película bélica pero sí histórica.

Cuando más ves y más lees, más aprendes. Creo que es una película que puede dar lugar a una reflexión sobre el pasado y el presente. Un retrato de las dos Españas. Pienso que incluso es capaz de abrir la mente, quizás, a quienes aún parecen vivir en 1936.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s