Mi opinión sobre el guion de Good Will Hunting (El Indomable Will Hunting)

Prometí que no abandonaría el blog así que aquí va mi primera publicación. ¡Ya estoy libre de exámenes y tengo más tiempo!

Hoy quiero hablaros sobre el guion y su calidad en la producción audiovisual. ¿Qué convierte a un guion en un buen guion? Aquí vamos.

Un guion de buena calidad requiere una buena historia, unos personajes atractivos con los que identificarse y una psicología que ayude a que los personajes no sean planos. Ya sea un guion original o una adaptación, siempre nos gustará más un guion que nos haya hecho replantearnos que hemos aprendido algo y que nos ha aportado una nueva visión sobre un tema desconocíamos, o que consiga hacernos razonar más allá de lo habitual. Hay que tener muy claro hacia dónde va la historia, sobre todo cuando esta tiene un peso muy grande y dispone de muchos personajes con opiniones y personalidades distintas.

Una película puede ser buena por su guion y seguir siendo un producto de gran calidad, aunque no posea grandes efectos visuales. Sin embargo, y en mi opinión, una película con un mal guion pierde gran nivel de calidad.

Si tuviera que elegir un guion de entre todas las películas que he visto a lo largo de mi vida, destacaría sin duda alguna el de esta película. Un guion escrito por Ben Afleck y Matt Damon en su juventud y dirigida por Gus Van Sant.

La historia trata sobre Will, un chico huérfano que posee un don para las matemáticas y no puede permitirse estudiar en la universidad pero, trabaja como limpiador en una facultad. Un día, un profesor descubre su talento y se le planteará el dilema de seguir manteniendo la vida que lleva o aprovechar su inteligencia para tener un buen futuro. La historia se centra en Will y la relación con su psicólogo que le ayudará a saber qué quiere.

Will (Matt Damon), a pesar de sus miedos, tiene una lucha interna por dejarlo atrás y aprender a disfrutar de lo que tiene. Sean Maguire (Robbin Williams) tiene una gran cabida en reforzar esta particularidad del personaje a través de sus sesiones de terapia.

Digo que es uno de los guiones más completos a nivel personal y moral que consiguen transmitirte lo que es tener miedo e inseguridad en el mundo que te rodea. Este guion trata la sobre valoración de los títulos universitarios y premia el aprendizaje real, que no el memorizar. Te enseña sobre el amor, sobre la amistad y a confiar en quien decide querer conocerte. Diálogos con trasfondo psicológico y emocional que no dejan al espectador con un mal sabor de boca.

He aquí un guion cuyas cualidades dan una calidad tremenda a una película que sin efectos visuales y sin ser concretamente de acción, en ningún momento te plantea dejar de verla. Aquí tienen todo su protagonismo los personajes, sus miedos y su psicología, y sin duda alguna aparte de entretenerte, te aporta algo que un guion descuidado no podría.

¡Aquí os dejo mi vídeo hablando sobre ella! Os recomiendo a todos que la veáis y me digáis qué os ha parecido.

¡Un abrazo y muchísimas gracias por leerme!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s